ÁREAS

Desde García Gil Abogados prestamos asesoramiento jurídico especializado a entidades del sector público, empresas privadas y particulares, tanto en operaciones internas como en asuntos con proyección trasnacional. Elaboramos informes y dictámenes sobre las materias jurídico-administrativas más relevantes, asumimos la defensa letrada en procedimientos administrativos, contencioso-administrativos. Las Administraciones Públicas, como cualquier empresa o particular, deben responder por los daños y perjuicios que causen a terceros como consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos. Siempre será necesario probar la conexión entre el daño o lesión ocasionada y el funcionamiento normal o anormal del servicio público, y para ello habrá que aportar informes médicos, fotografías, testigos, o cualquier otro medio de prueba que pueda obtener. Los requisitos necesarios para que exista una responsabilidad patrimonial de la Administración son: 1. Daño o lesión resarcible. El daño ha de ser efectivo, evaluable económicamente e individualizado en una persona o grupo de personas. 2. El daño debe ser atribuible a una Administración Pública. 3. Relación de Causalidad entre el daño y el funcionamiento normal o anormal del servicio público. 4. Además se requiere que el daño sea antijurídico; es decir, que el particular no tenga el deber jurídico de soportarlo.
García Gil Abogados asesora e interviene en la constitución de sociedades y otras entidades jurídicas o uniones/asociaciones de empresas, acompañándolas en todas las vicisitudes que pueden experimentar a lo largo de su trayectoria dentro y fuera de España. Es especialista en Buen Gobierno Corporativo, asesorando e interviniendo activamente en operaciones de su tráfico ordinario y extraordinario, planificando igualmente la sucesión familiar en el ámbito de la empresa en restructuraciones empresariales mediante la planificación e implementación de la estructura más idónea para el desarrollo de los negocios, llevando a cabo los procedimientos de fusión, escisión, segregación o cesión global de activos y pasivos necesarios para ello. Asimismo, contamos con una amplia experiencia en la negociación, redacción y cierre de todo tipo de contratos mercantiles y en el diseño de mecanismos oportunos para la resolución de controversias y reclamaciones relacionadas con los mismos. Asimismo, García Gil Abogados asesora a sus clientes en los procedimientos de financiación empresarial más complejos y, en especial, compraventas apalancadas, etc.
Las autoridades de la Competencia, tanto españolas como comunitarias, aplican políticas activas para asegurar el cumplimiento de las normas de la libre competencia. El Derecho de la Competencia está siempre presente en la actividad comercial, por lo que García Gil Abogados asesora a sus clientes en expedientes relacionados con cárteles y abuso de posiciones dominantes; así como aquellos aspectos competenciales derivados de fusiones y adquisiciones; ayudas públicas y distribuciones comerciales y electrónicas. De igual modo, García Gil Abogados asesora en materia de competencia desleal, y procesos contenciosos y arbitrajes.
La correcta gestión y protección de los Derechos de Propiedad Industrial e Intelectual es un elemento esencial y diferenciador para cualquier empresa en aras de poder competir en el mercado con las mayores garantías. En este sentido, García Gil Abogados ofrece a sus clientes un asesoramiento integral en el ámbito de la propiedad intelectual; abarcamos tanto la vertiente contractual como la contenciosa, y prestamos asesoramiento en relación con las estrategias necesarias para proteger todo tipo de creaciones. Asimismo, ofrecemos asesoramiento experto en torno a las siguientes materias de propiedad industrial: - Competencia desleal, y protección de consumidores y usuarios. - Normativa sobre publicidad. - Marcas, nombres de dominio, nombres comerciales, nombres artísticos e imagen corporativa. - Patentes, diseños industriales, transferencia de tecnología, protección del know-how, etc.
García Gil Abogados lleva a cabo todo tipo de negociaciones y gestiones previas al inicio de acciones judiciales con el fin de solucionar extrajudicialmente las cuestiones que les son encomendadas. De igual forma, si los conflictos planteados no pueden solventarse, interviene en representación de los clientes en todas las instancias judiciales y procedimientos para la defensa de sus intereses. Nuestro Despacho asume igualmente la defensa de los intereses de nuestros clientes, tanto desde la perspectiva del acreedor como del deudor, en situaciones de insolvencia, negociando refinanciaciones.. De este modo se asume la planificación y ejecución de actuaciones necesarias ante situaciones de crisis empresariales, así como su tramitación procesal, instando y dirigiendo procedimientos al efecto. Intervenimos en todos los órdenes jurisdiccionales.
Desde García Gil Abogados somos conscientes de la importancia de las relaciones laborales en la empresa y aportamos una visión estratégica y global que nos permite asesorar eficazmente al cliente a optimizar su estructura, siendo siempre fieles a nuestros valores y principios de actuación; vocación de servicio, pasión por el derecho, iniciativa e innovación para la búsqueda de soluciones, capacidad de asumir responsabilidades, inmediatez y honestidad.
Los casos relacionados con el Derecho Civil son comunes en nuestra vida en sociedad donde, en numerosos casos, es necesaria la asistencia profesional de un abogado con experiencia para defender adecuadamente nuestros derechos, desde García Gil Abogados, consideramos, que la importancia del Derecho Civil como eje de las relaciones entre particulares y base de las otras ramas del Derecho, nos permite atender con solvencia los problemas que se pueden plantear en cada uno de sus ámbitos, desde el estrictamente familiar a cuestiones de propiedad, hereditarios…, todo ello sin olvidar la importancia de los Protocolos Familiares en la sucesión empresarial. • Procesos civiles e hipotecarios, declarativos y ejecutivos. • Derecho sucesorio (declaración de herederos ab intestato, adjudicación y partición del caudal hereditario, informes de testamentaría, impugnación de disposiciones testamentarias) • Arrendamientos Urbanos y Propiedad Horizontal. Elaboración y negociación de contratos de arrendamiento de vivienda y locales de negocio; procedimientos verbales de arrendamientos urbanos, procedimientos de desahucio por precario. • Comunidad de propietarios. Reclamación judicial de las cuotas de propietarios morosos. Impugnación de los acuerdos adoptados en las juntas de comunidades de propietarios. • Resolución y rescisión contractual. Reclamaciones de cantidad. • Protección de los derechos fundamentales de la personas (infracción del derecho al honor, intimidad y propia imagen) • Procedimientos judiciales contenciosos y de mutuo acuerdo. • Procedimiento judicial de modificación de medinas definitivas. • Ejecución de resoluciones judiciales, sentencias y laudos arbitrales nacionales y extranjeros • Condiciones generales de la contratación civil. • Acciones de responsabilidad contractual y extracontractual. • Derechos de propiedad intelectual • Derecho audiovisual • Contratación relacionada con los derechos de propiedad intelectual • Defensa jurídica en procedimientos por infracción de los Derechos de propiedad intelectual • Protección de datos personales • Defensa jurídica ante resoluciones del Registro civil. • Expedientes de dominio.
Cuando la ruptura matrimonial es inevitable, cada cónyuge debe defender sus intereses de forma amistosa. Pero si no es posible la separación de mutuo acuerdo, podría plantearse la correspondiente demanda judicial de modo unilateral. • Divorcio, separación y nulidad. • Custodia de los hijos. • Uso y disfrute de la vivienda conyugal. • Pensión a los hijos y pensión compensatoria. • Liquidación de bienes gananciales. • Mediación familiar. • Incapacidad. • Tutela y curatela. • Desamparo de menores. • Herencias. • Paternidad y filiación.
Defendemos prácticamente todo tipo de casos relacionados con el derecho penal general. Entre ellos, podemos enumerar los siguientes: Delitos contra la vida (lesiones, homicidio, asesinato); delitos sexuales (agresión sexual, abuso sexual), delitos contra el tráfico y seguridad vial (Conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes, conducción temeraria, exceso de velocidad), delitos contra el patrimonio (robo, hurto, extorsión, usurpación); delitos en el ámbito laboral (acoso laboral, contra los derechos de los trabajadores, contra la seguridad e higiene); delitos contra la intimidad y el honor (descubrimiento y revelación de secretos, injurias y calumnias); violencia de género, imprudentes, etc..., Igualmente, interponemos querellas y denuncias contra personas físicas, personas jurídicas e instituciones, sin discriminar por su condición o cargo, ante situaciones relacionadas con delitos contemplados dentro del derecho penal general.
¿Como actuar en caso de accidente? Tomar los datos del vehículo o vehículos contrarios (matrícula, seguro, conductor, propietario, etc.) y de los testigos, si los hay. Hacer una foto, si es posible. Cumplimentar el parte amistoso de accidente, si no se tienen dudas. Llamar a la autoridad competente (policía local, guardia civil o policía autonómica) para que haga un atestado en el caso de no existir acuerdo con la otra parte en la forma en que ha ocurrido el accidente o si éste ha sido grave. Si hay daños personales: - Ser asistidos en el servicio de urgencias de un centro sanitario. - Acudir a un especialista (traumatólogo, neurólogo, oftalmólogo, odontólogo, psicólogo, etc.). - Seguir el tratamiento y rehabilitación prescritos. - Conservar los documentos médicos (informes, recetas, pruebas, etc.) - Toda la información que tenga sobre sus lesiones será muy importante para que en un momento posterior le reconozca el médico forense, que es el facultativo que realiza un informe para el juzgado que lleve el caso. - El informe del médico forense, de estado o sanidad, va a recoger las lesiones, secuelas o incapacidad que haya producido el accidente. Y para concretar las mismas, son fundamentales los documentos y pruebas médicos que se conserven. Así mismo, este doctor certificará los días de hospitalización y de baja ( impeditivos o no). - Deben guardarse las facturas de los gastos médicos y farmacéuticos, ya que estos pueden reclamarse posteriormente. Igualmente, deben conservarse las facturas de los gastos en desplazamientos que tengan que ver con el accidente. También los justificantes de los pagos realizados a las personas o empresas que asistan a la persona accidentada, en su caso. - Los abogados de nuestro bufete le asesorarán en su reclamación, y harán un seguimiento de su tratamiento. Si hay daños materiales: Solicitar un presupuesto de reparación a un taller. Es recomendable acudir al concesionario oficial, ya que si hubiera que acudir a juicio, los presupuestos emitidos por estos tienen más fiabilidad. Elección de abogado: Usted puede elegir un abogado libremente. Es decir, no está obligado a aceptar el que le imponga la compañía. Si usted disfruta de la cobertura de defensa jurídica en su póliza de seguro (abono de los gastos en abogados y procuradores, con un límite), ésta le cubrirá de la misma forma si elige a un abogado independiente de la compañía. De todas formas, hoy en día, las entidades aseguradoras prescinden incluso de sus abogados para ahorrar costes. Son sus propios empleados, los tramitadores de siniestros, los que muchas veces proponen y negocian con las víctimas de los accidentes: desde una indemnización por fallecimiento hasta una reparación de un vehículo. Desde García Gil Abogados, sin ninguna vinculación con compañías de seguros, le asesoraremos, le defenderemos y reclamaremos en su nombre, desde el primer momento hasta que se finalice el asunto, defendiendo sus derechos e intereses.